10 Consejos para usar el teléfono móvil de forma minimalista

Descárgate sólo las aplicaciones necesarias. Hay aplicaciones de lo más inverosímiles. Antes de descargarte cualquier aplicación, pregúntate: “¿La necesito?” Si sólo consultas Facebook una vez al día, a lo mejor puedes verlo desde el ordenador de tu casa, por ejemplo. Y si lo consultas más…¿realmente necesitas consultarlo tanto?

No te descargues juegos. Seguro que encuentras algo más interesante que hacer que matar cerditos con pollos. Échale imaginación.

Desactiva todas las notificaciones de las aplicaciones. Todos los móviles permiten hacer esto. Sólo recibo notificaciones de SMS o de llamadas perdidas. Esto te evita distracciones y ahorra batería.

Pertenece al mínimo de grupos de Whatsapp, Telegram o cualquier otra aplicación de mensajería instantánea. En la mayoría de los grupos no se dice nada relevante y la información importante puedes encontrarla por otros medios. Sé educad@: avisa antes de dejar un grupo.

No respondas a cada mensaje de texto en el momento que lo recibas. Date un tiempo para contestar. Si te cuesta trabajo, empieza por fijar dos o tres momentos al día para consultar los mensajes. Cuando ya pierdas la necesidad de consultar continuamente si tienes un mensaje nuevo, no necesitarás horario. Haz lo mismo con el correo electrónico e incluso con las llamadas de teléfono

Prohibido usar el teléfono móvil cuando estés en medio de una conversación con otra persona o en una reunión con gente, y menos para contestar un mensaje de texto. Recuerda que tus acciones indican lo mucho que valoras a esas otras personas, más que tus palabras. Considero que es una falta de respeto hacer esto, y realmente me molesta cuando lo hacen conmigo. Si no tienes más remedio (llamada urgente, indicaciones para algo inmediato…) pide disculpas.

Siempre que puedas contesta un mensaje de texto con una llamada telefónica. Los mensajes de texto puede ser muy eficientes. Puedes comunicarte con alguien que ahora mismo no está disponible y podrá leer tu mensaje más tarde, o mandar un correo electrónico si tener que ir a casa. Pero una vez que una conversación de texto llega a más de 3 textos, se ha perdido toda eficacia. Podría haber sido manejado de forma más fácil con una simple llamada telefónica.

Para las conversaciones importantes, llama o queda en persona. Conversaciones sobre la base de tus relaciones, negocios importantes, o las malas noticias pueden dar lugar a confusiones si se realizan a través de texto. Este tipo de conversaciones siempre deben ser tratadas a través del teléfono o, mejor aún, en persona.

Apágalo cuando estés haciendo algo, y focalízate en lo que estás haciendo, ya sea comer, conducir, pasear o estar con tus hijos. No te pierdas la vida por estar pendiente del teléfono móvil

No lleves tu teléfono móvil siempre encima. Hay momentos en la vida que son demasiado importantes para distraerse de ellos por un mensaje de texto. Por ejemplo, rara vez llevo mi smartphone cuando voy al parque con mis hijos. Mi responsabilidad para darles toda mi atención es más importante para mí que cualquier llamada entrante o mensaje de texto.O incluso pasa un tiempo sin teléfono móvil. Haz la prueba durante un día, una semana o incluso un mes. ¿Cómo te sientes? ¿Te falta algo? ¿Tienes ansiedad? Desconéctate por un tiempo. El mundo está lleno de sensaciones reales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!