Aumenta a 47 número de muertos por fiebre amarilla en Río de Janeiro

El 45 por ciento de los infectados en Río de Janeiro por fiebre amarilla – enfermedad que se expande por este estado brasileño – fallecieron, según un balance publicado por las autoridades que eleva a 47 el número de víctimas mortales.

En total, fueron 103 los casos de fiebre amarilla silvestre detectada en humanos en el estado de Río, y 47 de ellos terminaron en el fallecimiento del paciente, según la secretaría de Salud del estado.

La enfermedad, que acabó con la vida de dos turistas chilenos en la paradisíaca Ilha Grande, isla en las costas de Río muy azotada por esta enfermedad que se transmite de monos a hombres por picadas de mosquito, fue hallada en 18 municipios del estado.

Si se considera todo el territorio brasileño, fueron 545 los casos de fiebre amarilla silvestre reportados y un total de 164 muertes entre el 1 de julio y el 20 de febrero, según datos del Ministerio de Salud.

Científicos especulan sobre la llegada de la enfermedad desde el Amazonas, mientras algunos analistas critican al gobierno del presidente Michel Temer por reducir el presupuesto para el combate a epidemias.

Brasil lanzó hace semanas una campaña masiva de vacunación para inmunizar a 15 millones de personas en el próximo mes y evitar un crecimiento exponencial en el número de afectados, pero no se están logrando los resultados a nivel de población inmunizada.

Con todo, las autoridades aseguran que no hay registro de fiebre amarilla urbana, la más peligrosa, pues se transmite entre personas por picadas de mosquito, y Brasil asegura que esta variante está erradicada en el país desde 1942.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió recientemente que el número de casos de fiebre amarilla confirmados triplicó las últimas semanas, y recomendó a los viajeros internacionales que se vacunen si prevén viajar al estado de Sao Paulo.

NTX