Aumentaron 400 por ciento los casos de sarampión en Europa en 2017 OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó por el repunte del sarampión en Europa durante 2017, con 35 muertes y 21 mil 315 casos, un 400 por ciento más que en 2016 cuando se reportó un mínimo histórico con cinco mil 273 casos.

Un total del 15 de los 53 países que componen la región europea de la OMS sufrieron un “gran brote” de sarampión en el último año, encabezando Rumanía la lista con cinco mil 562 casos, seguido por Italia con cinco mil 006 y Ucrania con cuatro mil 767 casos.

La OMS lamentó que estos países han sufrido un grave descenso en las tasas de vacunación debido a interrupciones en el suministro de vacunas o la falta de cobertura a determinados colectivos marginales.

Tras esos tres países, los demás que experimentaron brotes fueron Grecia (927 casos), Alemania (927), Serbia (702), Tayikistán (649), Francia (520), Rusia (408), Bélgica (369), Reino Unido (282), Bulgaria (167), España (152), República Checa (146) y Suiza (105), aunque muchos de ellos estaban disminuyendo al cierre de 2017.

“Más de 20 mil casos de sarampión y 35 vidas perdidas sólo en 2017 es una tragedia que simplemente no podemos aceptar”, dijo la directora regional de la OMS para Europa, Zsuzsanna Jakab, en un comunicado publicado en el marco de la reunión ministerial de salud sobre inmunización que se celebra en Montenegro.

“Cada nueva persona afectada por el sarampión en Europa nos recuerda que los niños y adultos no vacunados, independientemente de dónde vivan, siguen en riesgo de contraer la enfermedad y contagiarla a otras personas que quizás no puedan vacunarse”, agregó.

Recordó que la eliminación del sarampión y la rubéola es un objetivo prioritario con el que todos los países europeos se han comprometido firmemente, y una piedra angular para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con la salud.

“Este revés a corto plazo no puede disuadirnos de nuestro compromiso de ser la generación que liberará a nuestros niños de estas enfermedades de una vez por todas”, concluyó Jakab.

Para ello, las medidas para detener los actuales brotes de sarampión y prevenir otros nuevos deben incluir una mayor concienciación de la población, la vacunación de los profesionales sanitarios y demás colectivos de riesgo, o mejorar la logística y el suministro de vacunas para evitar desabastecimientos.

La OMS celebró que a finales de 2016 un total de 42 de los 53 países de la región europea habían interrumpido la transmisión endémica del sarampión. Sin embargo, alertó que los brotes continuarán ocurriendo hasta que todos los niños y adultos susceptibles estén protegidos.

El sarampión es una enfermedad infecciosa que se disemina fácilmente de una persona a otra y llega a causar graves problemas en aquellos que la padecen, incluso es capaz de provocar la muerte.

De hecho, uno de mil niños afectados puede llegar a desarrollar encefalitis, un conjunto de enfermedades que se producen por la inflamación del cerebro y amenazan la vida de los pacientes.

NTX