Considera migrante que niños no deben ser separados de sus padres

El connacional procedente de Guanajuato, Rafael Medina, consideró que “los niños no debe ser separados de sus padres, aunque en Estados Unidos algunos piensen que los migrantes son criminales”.

Entrevistado en el Centro Histórico de esta frontera de Sonora, manifestó que “es que la policía en el otro lado hace muchos abusos contra la gente, porque piensan que los ´mojados´, como nos llaman, somos criminales”.

Opinó que ningún niño debe ser separado de sus padres, a menos que a los papás deban meterlos a la cárcel, ” pero los migrantes no cometemos ningún delito para merecer la cárcel”.

Mencionó que anda en la aventura de cruzar de manera indocumentada a la Unión Americana para encontrar empleo en los campos agrícolas, pues desea mejorar su nivel de ingreso que tiene en México.

Refirió que al igual que miles de paisanos considera que no hay ningún delito en ello, pues en el vecino país necesitan la mano de obra.

De acuerdo con Notimex, la administración del presidente Donald Trump busca apaciguar el escándalo, luego que el Departamento de Salud (HHS) admitió haber perdido el rastro de al menos mil 475 niños migrantes entregados en custodia en Estados Unidos.

“Estos niños no están ‘perdidos’, sus patrocinadores (…) simplemente no han respondido o no fueron encontrados cuando se les hizo una llamada voluntaria”, señaló el subsecretario del Departamento de Salud, Eric Hargan.

En abril pasado, un secretario adjunto en funciones del HHS, Steven Wagner, reportó al Congreso que la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR) había perdido la pista de al menos mil 475 niños inmigrantes.

Agregó que la mayoría de esos menores eran procedentes de Centroamérica y que habían llegado solos a la frontera entre México y Estados Unidos.

El HHS documentó la cifra a partir de una encuesta entre más de siete mil 600 hogares donde habían sido dejados los menores de edad en custodia de adultos que residen en Estados Unidos.

En su aclaración, Hargan hizo notar que las personas que patrocinan o sirven de huéspedes a los menores son sus propios padres o familiares y en todos los casos han sido revisados por posible récord criminal o situación económica. Algunos son indocumentados, según Hargan.

NTX