Corea del Sur y EUA impulsarían acuerdo de paz con el Norte

Corea del Sur y Estados Unidos podrían impulsar la firma de un tratado de paz con Corea del Norte si Pyongyang abandona completamente sus programas nucleares, señaló este miércoles el asesor jefe de seguridad de Seúl, Chung Eui-yong

El jefe de la Oficina presidencial de Seguridad Nacional sostuvo que los aliados están considerando diversas maneras de recompensar al Norte tras su desnuclearización.

Seúl y Washington “discuten varias formas de mantener exitosamente la cumbre Sur-Norte y la cumbre Corea del Norte y Estados Unidos, que será celebrada poco después”, indicó Chung.

Mencionó que se está discutiendo la forma de eliminar las preocupaciones de seguridad mantenidas por Corea del Norte y que tocaron a fondo sobre cómo garantizar un futuro brillante para Pyongyang en caso de que este tome la decisión debida.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, tienen previsto reunirse, el próximo viernes, para celebrar lo que podría ser una tercera cumbre intercoreana.

A su vez, el presidente estadunidense, Donald Trump, ha acordado reunirse con Kim en mayo o a principios de junio.

Los comentarios de Chung tuvieron lugar poco después de que el presidente de Estados Unidos dijera que aquellos que discutan sobre el fin de la Guerra de Corea tendrán su “bendición”.

Más tarde de las declaraciones de Chung, un funcionario de la oficina presidencial, llamada la Casa Azul (Cheong Wa Dae), afirmó que los países están examinando la posibilidad de firmar un tratado de paz con Corea del Norte.

El funcionario señaló a la agencia surcoreana de noticias Yonhap que hay un proceso de consulta con todos los países relacionados, incluido Corea del Norte, ya que no puede concretarse solo con la voluntad surcoreana.

Ambos países están técnicamente en guerra, puesto que la Guerra de Corea acabó solo con un armisticio en 1953 tras tres años de conflicto.

Poner fin oficialmente a la guerra requerirá reemplazar el armisticio con un tratado de paz, lo que, al parecer, está considerado también como una manera de garantizar la seguridad del país comunista.

Durante una reunión con Chung, celebrada el 5 de marzo en Pyongyang, el líder norcoreano comentó que su país podría abandonar su arsenal nuclear a cambio de la garantía de seguridad.

Chung dijo que Moon y Trump podrían reunirse tras sus cumbres separadas con Kim, para discutir sobre un posible tratado de paz con Corea del Norte.

Añadió que se están intercambiando opiniones sobre la posibilidad de mantener una cumbre Corea del Sur-Estados Unidos, además de una cumbre trilateral Seúl, Pyongyang y Washington para alcanzar exitosamente tales objetivos.

Corea del Norte y Corea del Sur continuaron las conversaciones de trabajo el miércoles, con el protocolo, la seguridad y la cobertura de los medios como los principales temas discutidos antes de su primera cumbre en una década que se celebrará el 27 de abril en su frontera de facto.

La reunión, realizada en el lado norte de la aldea de tregua de Panmunjeom, fue llevada a cabo el sábado donde las dos partes discutieron el establecimiento de una línea telefónica directa entre el presidente surcoreano Moon Jae-in y el líder norcoreano Kim Jong-un.

NTX