Guadalupe Sánchez Santiago quiere ser senadora, ¿Se lo merece?

Una de las traidoras tránsfuga del PRI, Guadalupe Sánchez Santiago, quiere ser diputada federal por el tercer distrito como imposición de su paisana y madre política Adriana Dávila Fernández, otra de las traidoras de los MEXICANOS y vergüenza de los Tlaxcaltecas.

Vale la pena recodar que Guadalupe Sánchez Santiago ya fue diputada Federal por el PRI, precisamente cuando se voto la hoy tristemente e inservible reforma energética, fue entonces cuando Sánchez Santiago se le califico de traidora, al igual que Adriana Dávila, Leonor Romero Sevilla, Aurora Aguilar y por supuesto la misma Guadalupe Sánchez Santiago, mejor conocida en el mundo arrabalero de la política como “La Pintita”, y que ahora quedara despintada.

Sánchez Santiago, por invitación de su madre política Adriana Dávila, renuncio al PRI cuando la traidora de Adriana quería ser gobernadora por segunda ocasión y que por ambiciosa le fue mal como la primera vez, por eso es que Dávila Fernández le debe esa factura a Sánchez Santiago, y por eso no dejo pasar a SAGA que pudo haber hecho mejor papel que Sánchez Santiago.

Así, las cosas con la candidata del PAN a la diputación federal que piensa que a los Tlaxcaltecas ya se les olvido que por ambición vendió la causa y voto para castigar al pueblo y por eso hoy todos pagamos el combustible más caros, algunos mal pensados dicen que las antes referidas recibieron una buena cantidad de dinero, por votar a favor de la reforma energética y otras no, pero lo bueno de todo esto es que ahora Guadalupe Sánchez Santiago va andar pidiendo el voto casa por casa, y así como ella traición al pueblo; ahora el pueblo seguramente le va a cobrar factura, el pueblo cuando cobra, cobra bien.

Bueno ahí se las dejo, ustedes saben si le vuelven a dar su voto.