López Obrador presenta Sembrando Vida para reactivar el campo mexicano

Al presentar el programa Sembrando Vida con el que se reactivará el campo mexicano, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la fórmula para resolver el problema de inseguridad y violencia en el país es dar trabajo y sembrar el campo, para que se tenga bienestar, paz y tranquilidad en el país.

El mandatario federal indicó que la política de su gobierno, a diferencia de otras donde se compraba lo que se puede producir en el país, como maíz y gasolina, consiste en producir en México lo que se consume y en dar preferencia al productor nacional, que se rescate al campo y que haya empleo.

Explicó que Sembrando Vida permitirá regresar al campo, apoyar al productor, al ejidatario y a pequeños propietarios a lo largo de seis años, entregándoles plantas para que siembren, además de que se les darán cinco mil pesos mensuales.

En este marco, donde destacó el respaldo de las Fuerzas Armadas a sus acciones de gobierno, explicó que se sembrarán un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables como cedros, caoba, cacao, lo que significará dar trabajo a 400 mil campesinos, hijos de ejidatarios y pequeños propietarios.

Refirió que en el caso de Tabasco sembraran 150 mil hectáreas y generarán 60 mil empleos, de los cuales 20 mil serán en esta región, 20 mil más en la sierra y otra cantidad igual en la zona de ríos.

Acompañado por el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, añadió que luego de estas acciones, resolverán otros problemas que se tienen en el sector educativo y de salud como la basificación de trabajadores eventuales y de honorarios.

Ante pobladores del estado que acudieron al predio denominado Localidad C27, indicó que es muy importante sacar a México del atraso y al pueblo de la pobreza para abrir nuevos horizontes, para que México siga siendo un país libre, soberano… que no se acabe la grandeza de nuestro país.

En la presentación del programa donde asistieron las secretarias de Bienestar, María Luisa Albores, y de Energía, Rocío Nahle, pidió a la población tener confianza, “les va a allegar el beneficio a todos y luego tenemos que meternos a resolver otros problemas”.

El presidente López Obrador reconoció el apoyo que ha recibido del Ejército mexicano y de la Secretaría de Marina, mismos que son leales al Gobierno de la República, y se comprometió a seguir evaluando todos los programas “para que sean hechos y no palabras”.

Asimismo, el mandatario federal hizo la entrega simbólica de tarjetas, y recordó los programas de apoyo a adultos mayores, becas a estudiantes, tandas del bienestar para apoyo a productores y otros.

“No le voy a fallar al pueblo de México y no voy a enlodar, a ensuciar el nombre de nuestro querido estado de Tabasco”, destacó al tiempo que dijo que el propósito es limpiar de corrupción al país.

El mandatario mexicano fue despedido por la población de esta entidad que se concentró a un costado de la calle que conducía al lugar del evento, mientras que la camioneta negra en la que viajaba era seguida por tres unidades de la Policía Estatal y en un tramo por dos unidades del Ejército.

NTX

error: Content is protected !!