Los niños pueden ahorrar y salvar al planeta con pequeñas acciones

Acciones como no utilizar productos desechables, evitar usar popotes, reducir el tiempo al bañarse y reutilizar los cuadernos, son clave para que los niños y las niñas ayuden en la economía familiar y contribuyan con el cuidado del medio ambiente.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), si cada usuario de Facebook acortara un minuto su tiempo en bañarse se ahorraría suficiente agua para llenar un millón 136 mil 364 albercas olímpicas.

De ahí que a través de la Revista Proteja su Dinero, el organismo aconsejó a los pequeños a no gastar agua ni papel de forma innecesaria, toda vez que en muchas ocasiones al lavarse los dientes se deja la llave abierta, con lo que se desperdicia mucho de este líquido.

Asimismo, recomendó invitar a los papás y hermanos mayores para que aprovechen mejor estos dos elementos, pues el agua es un recurso no renovable y el papel proviene de los árboles, por lo que el bolsillo y el planeta lo agradecerían.

Explicó que desde hace muchos años se sabe que los popotes afectan al medio ambiente y a los animales, sobre todo marinos, ya que de acuerdo con la ONU, cada año van a dar al mar unos 20 millones de toneladas de plásticos y pueden tardar hasta 500 años en desintegrarse por lo que es urgente dejar se utilizarlos.

Al dejar de usar los popotes y productos desechables como platos, cubiertos y vasos se genera además un ahorro en el gasto del hogar.

Por ello, la Condusef invitó a los menores a reutilizar los cuadernos con lo cual los papás podrán ahorrar unos pesos y se evitará la muerte de un árbol con una libreta nueva.

NTX