Reportan agua de composición diferente en Febe, luna de Saturno

El agua en los anillos y satélites de Saturno, es como la que se encuentra en la Tierra, sin embargo, en la luna Febe, es más inusual que en cualquier otro planeta, destaca un nuevo estudio.

El hallazgo publicado en la revista científica “Ícaro”, se dio a conocer luego de que el investigador, Roger N. Clark, del Instituto de Ciencia Planetaria, realizara un nuevo método para medir las proporciones isotópicas de agua y dióxido de carbono de manera remota.

El estudio también plantea que se deben cambiar los modelos de la formación del Sistema Solar, porque los nuevos resultados están en conflicto con los modelos existentes.

De acuerdo con la página de Internet del Instituto de Ciencia Planetaria, los isótopos son diferentes formas de elementos pero con distintos números de neutrones.

Por lo que, agregar un neutrón añade masa al elemento, esto puede cambiar los procesos de cómo se forma un planeta, un cometa o una luna.

La adición de un neutrón a un átomo de hidrógeno (H), dentro de la fórmula del agua, entonces llamado deuterio (D), aumenta la masa de una molécula de agua (HDO) en alrededor de cinco por ciento.

El cambio da como resultado en diferencias isotópicas en la formación de un planeta, luna o cometa, y cambia la evaporación del agua después de la formación.

La relación de deuterio a hidrógeno, subraya la publicación, es una huella dactilar de las condiciones de formación, incluida la temperatura y la evolución en el tiempo. El agua de evaporación enriquece el deuterio en la superficie restante.

Los modelos para la formación del Sistema Solar indican que la D/H debería ser mucho más alta en el Sistema Solar exterior, más caliente donde se formó la Tierra.

El deuterio tiene mayor presencia en las nubes moleculares frías. Algunos modelos indican que el D/H debería ser 10 veces más alto en Saturno que en la Tierra.

Sin embargo, las nuevas mediciones muestran que este no es el caso de los anillos y satélites de Saturno, excepto la luna del “planeta anillado”, Febe.

Roger N. Clark explicó que el descubrimiento de la inusual relación isotópica de deuterio a hidrógeno (D/H), en Febe, significa que el satélite se formó y viene de una parte lejana del Sistema Solar.

“La relación D/H de Febe es el valor más alto medido hasta ahora en el Sistema Solar, lo que implica un origen en el Sistema Solar exterior frío mucho más allá de Saturno”, dijo Clark.

Febe orbita a una distancia de 12 millones 952 mil kilómetros de Saturno. Este satélite natural tiene un radio medio de 106.5 kilómetros, una décimo sexta parte del radio de la Luna de la Tierra, gira sobre su eje cada nueve horas, y completa una órbita alrededor de Saturno en cerca de 18 meses terrestres.

NTX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *