Tiene México mínima contratación de seguros de construcción

En México, la contratación de seguros de construcción sólo es adquirida por los grandes corporativos; mientras que las medianas empresas no consideran esta protección, aseguró Lockton.

La firma destacó que ante los desastres naturales como sismos o derrumbes que ocurrieron en el país en los últimos años, es de suma importancia generar consciencia entre las organizaciones públicas y privadas para que busquen asesorarse con un experto que les ayude a identificar los riesgos a los que están expuestos y en base a esto construir un programa de prevención.

El director ejecutivo de Riesgos de Lockton México, Ricardo Alvarado, explicó que existen dos tipos de proyectos que cuentan con seguros de construcción, los que son hechos por el gobierno y que obligatoriamente deben de contar con un seguro y proyectos realizados por la industria privada.

“Dentro de este último sector, solamente es común que se aseguren los grandes corporativos, las empresas medianas por lo general buscan un seguro meses o hasta años después si es que se presentan desperfectos en la estructura que puedan provocar desgastes, colapsos o accidentes,” informó en un comunicado.

Por ello, abundó, es importante destacar que este seguro debe ser contratado antes de iniciar cualquier proyecto de construcción. “Se debe acudir a un experto antes de poner la primera piedra ya que este tipo de seguro es uno de los más complejos en el mercado pues generalmente quien construye el edificio no es quien lo diseña por lo que las mínimas variantes entre el diseño y la construcción pueden generar un riesgo alto para el dueño de la obra”, advirtió.

Recomendó a las empresas asesorarse con un especialista para obtener la cobertura más adecuada al proyecto antes de dar inicio al mismo. El seguro de construcción cuenta con dos principales coberturas: daños al bien patrimonial y daños a terceros; otro tipo de cobertura generalmente incluida dependiendo del tipo de inmueble, es el riesgo de responsabilidad civil profesional el cual está enfocado en temas de errores de cálculo, errores de diseño, distribución, estudios y selección adecuada de materiales, entre otros.

El seguro de construcción puede cubrir, según la póliza, el inmueble completo desde el primer día de la obra, hasta las herramientas y materiales que utilizan los trabajadores y terceros que pudieran llegar a tener un accidente dentro de la construcción.

“Tras los sismos ocurridos en 2017 y el derrumbe de una plaza comercial el año pasado, es imprescindible que los dueños de inmuebles y empresas constructoras estén preparados para hacer frente a cualquier eventualidad y proteger sus bienes inmuebles con las coberturas y planes que mejor se adapten a sus necesidades”, concluyó Alvarado.

NTX/AUT/TVA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!